Encuentros Familiares

Los Encuentro Familiares
Nuestra Historia, 1971-2013

Dialogo es el amor entre padres e hijos hecho palabra.

P. Florentino Azcoitia, S.J.
Fundador de los Encuentros Familiares


Los Encuentros Familiares desde sus comienzos, han luchado con tesón incansable por los hogares de nuestra comunidad. Seglares comprometidos, padres e hijos, son un ejemplo de un apostolado integral, porque abarca a toda la familia. No faltaron dificultades en el camino, pero fueron superadas con la ayuda de Dios y el entusiasmo comunitario de cientos de familias que supieron dar tiempo y energía en un apostolado en el que siempre creyeron.



Actividades familiares

El entusiasmo comunitario nos dio la energía y encontramos la solución acudiendo a la generosidad y entusiasmo de todos.  De esta manera  organizamos distintas y variadas actividades para padres e hijos. Además de la ayuda económica, se iba formando una mística comunitaria, elemento esencial en todo trabajo apostólico dentro de la Iglesia.

Un ejemplo de nuestra mística comunitaria, fué el peregrinaje que tuvimos que pacientemente hacer, para afianzar en Miami los Encuentros Familiares.


 
Fechas y lugares del peregrinaje de los Encuentros:

    •St. Peter and Paul                           1971-1973
    •Assumption Academy                    1973-1975
    •Seminario St. John Vianney           1975-1981
    •Colegio La Immaculada-La Salle        1981
    •Belen Jesuit Preparatory School   1981-1987
    •Nuestra nueva Casa de Miller        1987- present
     
Se imponía buscar nuestro propio hogar, porque las muchas exigencias del apostolado nuestro así lo exigía. 
Entendimos perfectamente al poeta Antonio Machado cuando afirmaba en su poema.            

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”



Caminamos, y se hizo el camino al andar y en la 122 Avenida y 56 St. (Miller Dr.) detuvimos nuestro peregrinaje. Dios nos tenía dispuesto lo que tanto le habíamos pedido: 5 acres y 1 casa ya hecha.
 

Futuro de los Encuentros Familiares


Confiando en Dios y también en padres e hijos comprometidos, nos seguiremos lanzando a realizar lo que nuestra comunidad tanto necesita: Ayuda eficaz a la familia.
 

Familia con misión


El gran ideal de los Encuentros Familiares es el cooperar en la creación de familias que  sientan  paz y unidad y que estén  convencidos de que tienen la misión de cooperar con fe y en comunidad a la extensión del Reino de Dios.
 
        A.M.D.G.
(A mayor gloria de Dios)
 

 

 

 

© 2012 Centro de Espiritualidad Ignaciana